¿Qué es un control de acceso de seguridad?

control-de-acceso

El control de acceso es uno de los mecanismos que permite o restringe la entrada de una persona o vehículo a una empresa. Si hablamos de la autenticación, lo hacemos respecto al ingreso de credenciales o utilización de uno o varios métodos de autenticación. Por otro lado, la autorización es el paso consecuente de la […]

El control de acceso es uno de los mecanismos que permite o restringe la entrada de una persona o vehículo a una empresa.

Si hablamos de la autenticación, lo hacemos respecto al ingreso de credenciales o utilización de uno o varios métodos de autenticación. Por otro lado, la autorización es el paso consecuente de la autenticación que es la sesión de acceso a determinado grupo de recursos y datos.

Un sistema de control de acceso tiene tres funciones principales:

  • Autenticación: Permite la identificación de las personas o vehículos.
  • Autorización: Gracias al software del sistema realiza las comprobaciones y envía la orden de abrir o no un acceso.
  • Trazabilidad: Facilita la obtención de listados de las personas presentes en una zona o recinto.

En base a esto podemos encontrar diferentes tipos de control de acceso según el sistema de identificación que utilicen.

El sistema de proximidad, por ejemplo, permite la utilización de tarjetas u otros objetos que al acercarlos al terminal inicia la autenticación. Por otro lado, están los sistemas biométricos que se basan en el reconocimiento de una característica física de la persona que solicita el acceso para que pueda ser verificada de forma automática e instantánea.

El más utilizado en las empresas es el lector de huella digital, que cuenta con numerosas ventajas como evitar la suplantación de identidad, acabar con los problemas de olvido de tarjetas, además de ser un sistema sencillo y eficaz.

También existe el sistema de reconocimiento de matrícula, que se encarga de controlar el acceso mediante la identificación de la persona, del vehículo o la combinación de ambas. Los vehículos pueden identificarse por tarjeta o por lectura de matrícula.

Por otro lado, podemos distinguir los tipos de control de acceso según la conexión que necesiten para cumplir con sus funciones. Estos pueden ser:

  • Sistemas de acceso autónomos: en los que no se requiere ningún tipo de conectividad ya que los propios terminales disponen de memoria para la gestión de los usuarios.
  • Sistemas de acceso en red: son los que utilizan herramientas como los softwares de control de acceso y que ofrecen un alto nivel de seguridad.

Como ya hemos mencionado, el control de acceso se puede realizar a través de diferentes métodos: reconocimientos de huella dactilar, tarjetas identificativas, radiofrecuencia, etc. Sin embargo, todos estos métodos tienen en común que para permitir o restringir el acceso se debe pasar por las fases de identificación, autenticación y autorización.

A estos tres principios se pueden añadir también el de trazabilidad, entendida como el seguimiento o rastreo de productos, personas o datos almacenados en el sistema. Sin embargo, a la hora de decantarse por un determinado sistema de control de accesos es sumamente importante tener en cuenta las políticas de seguridad que se quieren implantar en la empresa.

Así, se puede hablar de políticas de acceso discrecionales, obligatorias, basadas en roles o basadas en normas.

  • Discrecional: En estos sistemas, los derechos de acceso son determinados por el propietario del recurso. Estos recursos se pueden establecer en diferentes niveles jerárquicos.
  • Obligatorio. En el control de acceso obligatorio, los permisos son establecidos por una autoridad central. Un ejemplo sería una empresa que gestiona de forma centralizada todos los accesos a los recursos físicos o informáticos de la organización.
  • Basado en normas: Es una política de accesos en el que la autorización para acceder a instalaciones o equipos está determinada por un conjunto de reglas gestionadas por un sistema administrador.
  • Basado en roles: El control de acceso basado en roles establece una serie de derechos y responsabilidades asociadas a una determinada actividad.

Dentro de los principales objetivos del control de acceso existe: garantizar la seguridad y facilitar la organización empresarial.

Tener un sistema de seguridad por control de ingreso es fundamental para poder establecer organización en el flujo de ingreso y salida nuestra empresa.

Contenido producido originalmente por Sabio Marketing para Secutec.

Secutec Seguridad Inteligente. Una empresa de SECURITE SA / Todos los derechos reservados.

Diseño y Desarrollo Sabio Marketing